UNTILDAWN VR

UntilDawn VR es un exclusivo de Play Station VR, y hoy vengo a hablar de él porque es el juego que me vendió las gafas de Sony.
Hace tiempo tuve un kit de desarrollo 2 de Oculus Rift. Lo que probé en aquel momento era divertido, pero al ser pequeñas experiencias todo quedaba en plan anecdótico. No había nada por lo que dijeras, AHORa SÍ QUE Sí. Esto fué lo que me ocurrió con UNTIL DAWN VR. Nada mas probar la demo, con la cual te haces una idea (aunque es de lejos el peor escenario del juego) ya tienes claro que este juego, por 20€, vale la pena de verdad. Por eso es el juego más vendido de PlayStation VR.

El juego es un spin off de su hermano mayor Until Dawn para Play Station 4. Toma la ambientación y algunas cosas de su historia, poco mas, porque la jugabilidad es totalmente diferente. En este caso, en vez de ser una aventura interactiva, nos encontramos un juego sobre railes (literalmente) al más puro estilo House of the Dead. Imagina tener en tu casa, un simulador de montañas rusas, y casa del terror. Juntas eso y sale Until Dawn VR. Además, el juego hace uso de los moves, curiosamente los moves no han tenido nada de útiles hasta la salida de PSVR. En PS3 su uso era prácticamente ridículo con un par de juegos chorras. Ahora con la salida de las gafas de Sony, parece que su uso está más que justificado. Este juego gana enteros si se juega con los Moves. Estos smiluan ser un par de pistolas en nuestras manos, y el control es increíblemente fiel, representando cualquier movimiento de brazos, giro de muñecas o inclinación nuestra en el propio juego. Esto consigue meterte de lleno en la partida y que cada vez que juegas sea una partida diferente.

Todo empieza en un viaje en una pequeña montaña rusa con una galería de tiro abandonada, junto al antiguo anfitrión del sitio. Pero de repente todo se tuerce gracias a un visitante no invitado a la fiesta y se lía de lindo. Debido a esto y a otra circustancia, todo se convierte en una pesadilla y no tardaremos pronto en vernos metidos de lleno en situaciones de lo más bestias, parece ser que el equipo de desarrollo se quedó con ganas de casquería y aquí gracias a la VR han dado rienda suelta a su imaginación.

El sonido también juega un factor importantísimo en Until Dawn VR, se debe jugar con auriculares, ya que el juego se ríe de nosotros en varias ocasiones, utilizando ruidos para que miremos hacia atrás y en cuanto vuelves a darte la vuelta…¡sorpresa!

Until Dawn VR es muy rejugable, por eso vale la pena gastar los 20€ que cuesta totalmente. A diferencia de su ya citado hermano mayor Until Dawn, este no pierde la gracia una vez pasado, por que al no ser una aventura con una historia cerrada, aquí el objetivo es disparar a todo lo que se mueva en el escenario, como una galería de tiro, e intentar hacer puntuaciones mejores cada vez. COmo encima cada escenario es un espectáculo en sí, se disfruta mucho rejugando el juego de vez en cuando.

De lejos, junto a Resident Evil 7, el juego más divertido de VR en PSVR ahora mismo. Debido a que su duración es un poco escueta, y el final es un poco abrupto, tiene un merecido

8.5

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*